Receta de CALDO DEPURATIVO MUY RICO

Añadir a favoritos
COMPARTIR

CALDO DEPURATIVO MUY RICO


caldo de huesos

Dicen que el caldo resucita a los muertos, y con razón. Tus abuelos sabían muy bien lo bueno que es.

Una buena taza de caldo, esa es la última moda en la comida sana, y tiene mucho sentido. Ya sabes que la dieta occidental es pobre en vitaminas y minerales, y demasiado rica en calorías. El caldo de huesos de carne es una infusión de minerales, y está repleto de nutrientes que te ayudarán a completar tu dieta, al mismo tiempo que te mantendrá saciado sin añadir calorías inútiles.

El caldo es también uno de los componentes de la dieta paleo, ya que se sabe que nuestros ancestros lo preparaban introduciendo piedras calientes en el interior de los animales que cazaban. Un buen caldo es mejor que cualquier suplemento vitamínico:

  • El caldo de huesos es rico en fósforo, potasio, calcio y magnesio
  • Contiene aminoácidos antiinflamatorios como glicina, prolina y arginina, que están presentes en poca cantidad en la carne, pero en abundancia en los huesos
  • El colágeno transformado en gelatina y la glucosamina que contiene el caldo ayudan a mantener los tendones, la piel pelo y uñas fuertes

El caldo solo de verduras no sirve. Necesitas hacer una vista a tu carnicero y conseguir los huesos que te proporcionarán todos los nutrientes. Esta es una de las muchas recetas posibles:

caldo preparar

Ingredientes

  • 4 litros de agua
  • 1,5 kilos de huesos de vaca, jamón o pollo, tostados en el horno
  • 2 cebollas sin pelar cortadas en cuartos
  • 2 zanahorias lavadas pero no peladas, cortadas en trozos grandes
  • 3 tallos de apio
  • 1 manojo de perejil
  • 3 dientes de ajo, sin pelar y ligeramente aplastados
  • Un chorro de vinagre o zumo de limón
  • Sal, granos de pimienta

Preparación

Simplemente pon todos los ingredientes en una olla y calienta hasta que hierva a borbotones. Durante 10 minutos, retira la espuma que aparece por encima con una espumadera. Pasado este tiempo, pon el fuego al mínimo y deja cocer el caldo entre 12 horas para huesos de pollo y 24-48 horas para huesos de vaca. Olvídate de que está haciéndose, cuanto más tiempo hierva, más sabroso estará.

Es mucho más cómodo si dispones de un crockpot u olla de cocción lenta programable, o aún mejor, una olla a presión, en la que tendrás que reducir el tiempo a una hora para los huesos de pollo y 2 para los de vaca.

Filtra el caldo con un filtro de tela o de papel y tira los restos filtrados.

Puedes congelar el caldo en bandejas para cubos de hielo y usarlo para cocinar, o simplemente conservarlo en la nevera durante una semana, y beber una taza con las comidas. El caldo se convertirá en gelatina en la nevera, eso es una señal de que ha quedado perfecto.

Cuando el caldo se enfría, la grasa sube a la superficie. Debes retirar esta capa de grasa, porque debido a la alta temperatura de cocción se ha oxidado (poco saludable) y además el sabor no es bueno.

Categorias

RECETAS PARECIDAS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de las cookies que se instalarán en su navegador. Si lo desea puede obtener Más información.

Aceptar