Receta de Espaguetis carbonara

Añadir a favoritos
COMPARTIR

Espaguetis carbonara

Hoy quiero enseñaros una receta que, a pesar de ser de las más famosas, es una de las más desconocidas en su elaboración, incluso en Italia. Los espaguetis carbonara siguen siendo objeto de discusiones por su origen y elaboración, ya que no todo el mundo está de acuerdo con los ingredientes utilizados en la receta.

En este post quiero enseñaros la receta que he comido toda mi vida, y que para mí es la más adecuada para el tipo de pasta y el sabor que queremos obtener. Eso sí, lo más importante que tenemos que saber antes de empezar con los espaguetis es; Si lleva nata, no es carbonara.

Espaguetis carbonara

Historia de los espaguetis carbonara

Los espaguetis carbonara es un plato nacido en Italia, aunque su fama se ha extendido a todo el mundo, tal vez por eso han surgido tantas variantes de la receta. Su origen es un poco incierto, aunque hay historias más asentadas que otras.

La principal historia dice que los carboneros de la la provincia de Rovigo, necesitados de una comida rica en calorías, se preparaban esta pasta, con el bacon y el huevo. De ahí también el nombre de “Carbonara”, proveniente de la palabra italiana “Carbonieri”.

Otra de ellas, bastante extendida, dice que la pasta carbonara es un invento americano; durante la segunda guerra mundial, los soldados americanos destinados en los Apeninos, mezclaron los huevos y el bacon, ingredientes de sus desayunos tradicionales, con la pasta de la zona, dando lugar a los espaguetis carbonara.

Ingredientes y variantes

Igual que con los orígenes de la receta, también existe diversidad de opinión en cuanto a los ingredientes. Las dos variantes que encontramos son las que utilizan guanciale (tocino de la carrillada de cerdo) y queso pecorino, y por otra parte, las que añaden panceta ahumada y parmigiano reggiano. Como suele pasar en la cocina, no está claro cuál es la verdadera, es cuestión de gustos.

Personalmente, me decanto por la segunda opción, ya que los espaguetis carbonara tienen que ser suaves y delicados. El problema del guanciale es que es demasiado graso y con un sabor fuerte, mientras que el pecorino es más salado que el parmigiano, por lo que al final, el plato queda demasiado cargado de sabor. Es por esto que prefiero añadir panceta ahumada y parmigiano, consiguiendo un equilibrio perfecto entre los ingredientes.

Categorias ,

RECETAS PARECIDAS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de las cookies que se instalarán en su navegador. Si lo desea puede obtener Más información.

Aceptar